Contexto

La subregión marina de la Macaronesia es una de las cuatro subregiones incluidas en la región marina del Atlántico Nordeste, por el artículo 4 de la Directiva 2008/56 / CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de junio de 2008, que establece un marco de acción comunitaria en el ámbito del medio ambiente marino (Directiva Marco sobre la Estrategia Marina - DMEM).

La subregión marina de la Macaronesia comprende las aguas marinas bajo jurisdicción de Portugal (Azores y Madeira) así como aquellas bajo jurisdicción de España (Canarias). Esta subregión es una de las más extensas a nivel de la Unión Europea, por lo que una de las cuales con menor información disponible a nivel de algunos de los Descriptores de la DMEM. Sin embargo, se reconoce ampliamente que esta subregión alberga elevados valores biológicos.

Las fases iniciales de la implementación del DMEM para la subregión de la Macaronesia se efectuaron de forma independiente para cada uno de los archipiélagos, e incluye lo siguiente:

  1. Evaluación inicial del estado ambiental actual de las aguas marinas y del impacto ambiental de las actividades humanas en esas aguas;
  2. Definición de un conjunto de características correspondientes al buen estado ambiental;
  3. Establecimiento de un conjunto de metas ambientales e indicadores asociados;
  4. Establecimiento y aplicación de un programa de seguimiento para evaluación constante y actualización periódica de las metas ambientales;
  5. Elaboración de un programa de medidas para la prosecución o el mantenimiento del buen estado ambiental.

 

Teniendo en cuenta que esta fase inicial ha sido efectuada de forma independiente por cada Estado miembro y teniendo en cuenta el artículo 5 de la Directiva que menciona específicamente que los Estados Miembros vecinos deben cooperar para garantizar la coherencia y la coordinación entre sus estrategias marinas a nivel subregional y regional.

Así como teniendo en cuenta que el análisis de los resultados de la fase inicial de la aplicación de la DMEM demostró que los Estados Miembros deben esforzarse por adoptar metodologías y enfoques comunes para determinar el buen estado medioambiental (GES).

Por estas razones, las administraciones regionales de las Azores y Madeira, en coordinación con las administraciones nacionales portuguesas y españolas, se unieron para reforzar un enfoque común y aplicar instrumentos cooperativos sobre políticas medioambientales marinas en la subregión de la Macaronesia.

El proyecto MISTIC SEAS aborda las lagunas detectadas en los informes de evaluación inicial de la DMEM de las Azores, Madeira y Canarias, especialmente en lo que se refiere a los datos y el conocimiento científico, intentando revisar la determinación de GES y las metas ambientales.

La gran relevancia del MISTIC SEAS se centra en la concepción / aplicación de programas de monitoreo que puedan ser transversalmente aplicados en los tres archipiélagos de la Macaronesia, teniendo como foco tres grupos funcionales, en particular aves, tortugas y mamíferos marinos.

El proyecto MISTIC SEAS se centró en el diseño / desarrollo / implementación de una infraestructura para el almacenamiento y el intercambio de datos entre los dos Estados miembros.

Finalmente, el MISTIC SEAS tuvo como gran objetivo, la elaboración de un Plan de Acción, que incluyó la elaboración de estrategias de mejores prácticas para la implementación de la DMEM a corto plazo (hasta 2018) en la subregión de la Macaronesia, y en lo que se refiere a los grupos funcionales seleccionados.

Los grupos funcionales, i.e., especies marinas de mamíferos, reptiles y aves, fueron seleccionados teniendo en cuenta su presencia en los tres archipiélagos. Los grupos funcionales están constituidos, mayoritariamente por especies de gran alcance y móviles. Este enfoque permite una determinación del buen estado medioambiental (GES) menos subjetiva, ya que se basa en grupos funcionales compartidos y cuya determinación se aborda en una perspicacia meta de la población y, por consiguiente, depende de la cooperación y la coordinación entre los Estados miembros. Además, las especies seleccionadas, a ser monitoreadas, presentan un estatuto de protección bajo las directivas "Hábitats" y "Aves" (Directiva 92/43 / CE y Directiva 2009/147 / CE).